Project Description

Dulces

GALETTE DE
MEMBRILLOS
CONFITADOS
Y FRANGIPANE

Mayo 16, 2020

Amo las Galettes, son fáciles de hacer, no requieren usar un molde, y son riquísimas. Esta Galette es de membrillos confitados y frangipane, pero puedes reemplazar el membrillo por manzanas laminadas o por peras pochadas, ¡de cualquier forma queda increíble!

Saltar a la receta
Resumen
  • 5 Horas

  • 1 Galette grande y 1 pequeño

  • Carolina Rocco

  • Fácil

Galette de Membrillos Confitados y Frangipane

Sé que esta receta toma su buen tiempo, pero prometo que es exquisita y el esfuerzo es 100% recompensado.

Por si no conoces los Galettes, son unas tartas que se hacen sin molde, se hacen estirando la masa de forma redonda (se pueden cortar los bordes usando un plato como “molde”, o dejar con los bordes irregulares para un estilo más rústico), luego se rellenan dejando unos centímetros de borde libre, para después doblar los bordes hacia dentro y así cerrar la tarta. Se pueden hacer con muchos rellenos, quizas los más típicos son los de manzanas, pero como estamos en temporada de membrillo y estoy obsesionada con ellos (me pasa todos los años jaja), quise hacer un galette de membrillos.

Quise también rellenar mi galette con un frangipane de naranja. El frangipane es una crema de almendras muy fácil de hacer, y es realmente rica, además se puede dejar hecho desde algunos días antes y guardar refrigerado. Se puede usar para muchas otras tartas y queda muy rico también combinándolo con peras pochadas, es un sabor súper otoñal. Para la harina de almendras, puedes comprarla ya hecha, idealmente de almendras peladas porque la textura es mejor, o si no también puedes hacer tu propia harina de almendras.

Yo casi siempre hago la mía porque es fácil de hacer, las almendras son muy fáciles de pelar. Para pelarlas sólo debes poner las almendras en una olla con agua hirviendo y dejarlas hervir por exactamente 1 minuto (no dejarlas más tiempo que eso). Pasado este tiempo, las viertes sobre un colador e inmediatamente las enfrías bajo agua fría. Luego sólo las aprietas de a una y vas a ver que las almendras salen fácilmente (tu te vas quedando con la cáscara en la mano). Dejas secar bien las almendras y luego las procesas hasta obtener una “harina”. No las proceses en exceso porque si no se va a comenzar a formar una pasta de almendras en vez de harina..

La razón por la que toma harto tiempo hacer este Galette es porque para lograr que el membrillo quede confitado, lo horneamos en almíbar a 150ºC por un largo tiempo (3 horas y media aproximadamente). Esto hace que el membrillo adquiera un color rojo brillante precioso (como en la siguiente foto), y la textura es casi como comer dulce de membrillo 🤤.

Lo bueno es que mientras están en el horno podemos avanzar con la masa y con el frangipane, que son más rápidos de hacer, y así vamos preparando todo para cuando los membrillos ya estén listos. En mi caso, lo que hice fue dejar hecho todo el día anterior a armar el Galette: los membrillos, masa y frangipane, entonces al día siguiente sólo armé y horneé el Galette.

Si no te gusta tanto el membrillo, o si está fuera de estación, puedes reemplazarlo por manzanas laminadas finitas, o por peras pochadas. ¡Las dos combinan excelente con el frangipane, así que son una excelente alternativa! Además, hacerlo con manzanas o peras reduce considerablemente el tiempo que toma hacerlo.

¡HOLA!

Soy Caro. Aquí encontrarás un espacio gastronómico para los amantes de la cocina y pastelería que quieren aprender, perfeccionarse, o simplemente disfrutar de ricas, lindas y originales recetas.

Leer más sobre mi

Últimas recetas

Sígueme en Instagram

Galette de Membrillos Confitados y Frangipane

Amo las Galettes, son fáciles de hacer, no requieren usar un molde, y son riquísimas. Esta Galette es de membrillos confitados y frangipane, pero puedes reemplazar el membrillo por manzanas laminadas o por peras pochadas, ¡de cualquier forma queda increíble!

  • Tiempo de Preparación: 1 HORA

  • Tiempo de Cocción: 4 HORAS

  • Tiempo Total: 5 HORAS

Ingredientes
Para los Membrillos:
  • 5 Membrillos

  • 1 Litro de Agua

  • 1 kg de Azúcar

  • 1 cdta Extracto de vainilla

  • Jugo de 1 Naranja

  • 2 Estrellas de anís

  • 7 Clavos de olor

  • 1 Rama de Canela

Para la Masa:
  • 200 g Harina sin polvos de hornear

  • 50 g Azúcar granulada

  • 1 Pizca de Sal

  • 120 g Mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

  • 1 Huevo

  • 1 cdta Extracto de Vainilla

Para el Frangipane de Naranja:
  • 100 g Azúcar granulada

  • 100 g Mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

  • 100 g Harina de Almendras peladas

  • 2 Huevos

  • 20 g Harina sin polvos de hornear

  • Ralladura de ½ Naranja

Para terminar:
  • 1 Huevo

  • 1 cdta Agua

  • Azúcar rubia, para espolvorear

Preparación

Para los Membrillos Confitados:

  1. Precalentar el horno a 150ºC
  2. Hacer un almíbar: a una olla a fuego medio, agregar el agua con el azúcar, jugo de naranja y especias (vainilla, anís, clavo de olor, canela). Llevar a ebullición para que se disuelva bien el azúcar, revolviendo. Sacar del fuego.
  3. Pelar, partir por la mitad y quitar el centro de los membrillos (con cuidado porque son duros), e ir sumergiéndolos en agua con jugo de limón a medida que los vas pelando para que no se oxiden. Trasladarlos a una fuente grande apta para el horno, donde quepan todas las mitades de membrillo en una sóla capa (ponerlos con el corte hacia arriba) y el almíbar.
  4. Verter el almíbar sobre los membrillos (con las especias), y poner encima un cartouche (un papel de hornear del tamaño de la fuente, con un hoyito en el centro)
  5. Cocinar a 150ºC hasta que estén bien rojos. En mi caso, tardó 3 ½ horas.

Para la Masa:

  1. Pasar los huevos a un bowl o pocillo pequeño y revolverlo para quebrarlos, con un tenedor.
  2. A un bowl grande, añadir la mantequilla a temperatura ambiente, la vainilla, el azúcar y mezclar con una batidora eléctrica a velocidad media, por unos 3 minutos, hasta que la mezcla esté suave y bien incorporada. Si usas una batidora de pedestal es importante ir parándola entremedio para asegurar que no queden partes sin mezclar en los bordes y en la base.
  3. Agregar los huevos gradualmente, a la mezcla de mantequilla, mezclando bien entre cada incorporación.
  4. Agregar la harina y la sal, y mezclar sólo hasta incorporar.
  5. Pasar la masa a un mesón limpio, y amasar un par de veces, empujándola hacia adelante. Formar una pelota, aplastarla ligeramente y envolverla en papel alusa plástico. Llevar al refrigerador por al menos 30 minutos.

Para el Frangipane de Naranja:

  1. Cremar la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y la ralladura de naranja.
  2. Agregar los huevos a un bowl o pocillo pequeño aparte, y revolverlos para romperlos.
  3. Agregar gradualmente los huevos a la mezcla de mantequilla con azúcar, revolviendo.
  4. Mezclar la harina con la harina de almendras y agregarlas de a poco a la mezcla anterior, revolviendo. Revolver hasta que esté bien incorporado.

Para el Armado:

  1. Precalentar el horno a 180ºC. Sacar del horno la bandeja que utilizarás, para que esté fría.
  2. Sacar la masa fría del refrigerador. Ponerla entre dos papeles de hornear y estirarla con un uslero o rodillo hasta que quede de unos 3 mm de espesor, de forma redonda. Una vez estirada, poner un plato encima como molde, y cortar la masa para que quede redonda. Yo usé un plato de 27 cm de diámetro y con el exceso hice otro pequeño de 13 cm de diámetro, ¡pero puedes usar las medidas que quieras! Volver a poner la masa ahora cortada y entre papeles de hornear en el refrigerador por al menos 30 minutos.
  3. Sacar la masa del refrigerador y ponerla sobre la bandeja de horno fría en la que vas a hornear el galette. Yo los horneé de a uno a la vez. Poner en el centro de la masa el frangipane, sin llegar hasta los extremos de la masa ya que luego deberás doblarlos hacia dentro. Además, ten en consideración que el frangipane se infla y crece en el horno. Distribuir los membrillos (sin líquido) sobre el frangipane, y luego hacer pliegues hacia dentro con los bordes de la masa, de manera que quede circular.
  4. Batir un huevo con una cucharadita de agua y pincelar los bordes de la masa. Espolvorear con azúcar rubia sobre el glaseado de huevo.
  5. Llevar al horno por 20-25 minutos, o hasta que la masa esté dorada.
  6. Puedes servirlo solo, o tibio con helado de vainilla. Yo lo decoré con flores comestibles.
Tips
  • Puedes reemplazar el membrillo confitado por manzanas laminadas frescas, o por peras pochadas, ¡tu Galette quedará increíble también! Las peras y manzanas combinan perfecto con el frangipane.
  • Puedes dejar listo el día antes el membrillo confitado, la masa y el frangipane, y al día siguiente armar la Galette.

¡Comparte esta receta!

¿Hiciste esta receta?

¡Comparte una foto en Instagram con @caroroccos para poder verla! 💗️

¿Quieres Seguir Tentándote?