Project Description

Dulces

Pan Dulce Relleno
con Cheesecake
y Mermelada

Agosto 28, 2021

Estos pancitos rellenos con cheesecake y mermelada de frutilla son increíblemente ricos, especialmente servidos tibios y acompañados con un café. La masa es suave y esponjosa, y el relleno cremoso, dulce y ligeramente ácido le combina perfectamente.

Saltar a la receta
Resumen
  • 2 Hora 30 Minutos

  • 18 Porciones

  • Carolina Rocco

  • Fácil

Pan Dulce Relleno con Cheesecake y Mermelada

Esta es de mis recetas favoritas que he hecho en el último tiempo. No te imaginas lo ricos que quedan estos pancitos dulces rellenos. El pan es húmedo, esponjoso y suave, y el relleno de cheesecake es muy cremoso. La mezcla de cheesecake con frutilla es exquisita porque es dulce pero ácida a la vez, por lo que no son empalagosos.

Estos panes son en realidad panes típicos rusos que se llaman Vatrushka. ¡Tenía pendientes hacerlos desde hace un tiempo!

Recomiendo servirlos siempre tibios, para que el pancito esté como recién horneado y la mezcla de cheesecake esté tibia.

No son difíciles de hacer. Sé que much@s se asustan con las masas leudadas y cuando leen que las recetas llevan levadura, ¡pero te animo a que pruebes hacerlos! En esta receta utilicé levadura instantánea que se utiliza igual como utilizas cualquier otro ingrediente, no requiere activarla ni nada, por lo que piensa en ella como tan sólo un ingrediente más, pero que va a hacer que tu masa crezca.

¡Cuéntame si haces esta receta! Estoy segura que te va a encantar.

¡HOLA!

Soy Caro. Aquí encontrarás un espacio gastronómico para los amantes de la cocina y pastelería que quieren aprender, perfeccionarse, o simplemente disfrutar de ricas, lindas y originales recetas.

Leer más sobre mi

Últimas recetas

Sígueme en Instagram

Pan Dulce Relleno con Cheesecake y Mermelada

Estos pancitos rellenos con cheesecake y mermelada de frutilla son increíblemente ricos, especialmente servidos tibios y acompañados con un café. La masa es suave y esponjosa, y el relleno cremoso, dulce y ligeramente ácido le combina perfectamente.

  • Tiempo de Preparación: 40 Minutos

  • Tiempo Leudado: 1 Hora 30 Minutos

  • Tiempo de Cocción: 20 Minutos

  • Tiempo Total: 2 Horas 30 Minutos

Ingredientes
Para la Masa:
  • 250 ml Leche, tibia

  • 7 g Levadura seca instantánea

  • 50 g Mantequilla, derretida

  • 50 ml Aceite neutro (vegetal / de maravilla / de canola)

  • 1 cdta Extracto o pasta de Vainilla

  • 2 Huevos, a temperatura ambiente

  • 620 g Harina sin polvos de hornear

  • 70 g Azúcar

  • ½ cdta Sal

Para el Relleno:
  • 180 g Queso crema, a temperatura ambiente

  • 200 g Azúcar flor (impalpable / glas /en polvo)

  • Ralladura de 1 Limón

  • ½ cdta Jugo de Limón

  • 1 cdta Extracto o pasta de Vainilla

  • Mermelada de frutilla (fresa), o la que más te guste

Para Glasear:
  • 1 Huevo + 1 Yema, batidos

  • Azúcar Rubia, para espolvorear

Preparación

 

  1. Agregar a un bowl la leche tibia (no debe estar muy caliente ya que si no, podría matar la levadura) y añadir la levadura. Batir con un batidor de mano para integrarla bien.
  2. Agregar la mantequilla derretida, aceite, vainilla y mezclar.
  3. En un bowl aparte, batir ligeramente los huevos para mezclarlos y agregarlos a la mezcla anterior. Batir sólo hasta incorporar.
  4. A un bowl grande (si vas a utilizar una batidora de pedestal, usa el de la batidora) agregar la harina, sal y azúcar y mezclar.
  5. Añadir la mezcla de ingredientes líquidos e incorporar. Si usas una batidora de pedestal, utiliza el accesorio de gancho a velocidad baja, para amasar por 7 minutos. Si no usas una batidora de pedestal, amasar a mano por 8-10 minutos. Debería quedar una masa húmeda pero no pegajosa (no debería pegarse a las manos). Si luego de amasar encuentras que está muy pegajosa, puedes agregar un poco más de harina.
  6. Aceitar ligeramente un bowl. Luego de amasar la masa, formar una bola con ella y traspasarla al bowl aceitado. Tapar con film de cocina o un paño húmedo y dejar leudar por 1 hora o hasta que duplique su tamaño.
  7. Una vez duplicado el tamaño, traspasar la masa al mesón y aplastar suavemente para quitarle el aire. Dividir la masa en trozos de 60 g cada uno utilizando una pesa de cocina, o dividir la masa en 18 partes iguales.
  8. Formar bollitos con cada uno de los trozos. Para ello, aplastar con las yemas de los dedos cada trozo de masa y llevar los extremos hacia dentro juntándolos en el centro. Pellizcarlos ligeramente para sellar la masa y luego darla vuelta de modo que la unión quede hacia abajo. Con la palma de la mano, arrastrar la bolita contra el mesón (no debe estar enharinado, para que haya roce), e ir girándola para repetir este movimiento con toda la circunferencia de la bolita y así conseguir un bollito de masa bien redondo y “apretado”. También puedes envolver la bolita con la palma de tu mano, e ir moviendo tu mano con movimientos circulares, arrastrándola contra el mesón.
  9. Distribuir los bollitos sobre una bandeja de horno con papel para hornear, dejando harto espacio de separación entre ellos. Probablemente necesites 2-3 bandejas. Si no tienes suficientes bandejas, puedes dejarlos por mientras sobre el mesón y antes de hornearlos traspasarlos a la bandeja. Taparlos con film plástico de cocina o un paño de cocina húmedo para evitar que se seque la masa, y dejar leudar por 30 minutos.
  10. Por mientras, hacer el relleno: Agregar a un bowl el queso crema, azúcar flor (en polvo), ralladura de limón, jugo de limón y vainilla, y batir sólo hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea.
  11. Traspasado este tiempo, hundir el centro de cada uno de los bollitos utilizando tus dedos, o un pocillo pequeño envuelto en film de cocina (para que no se pegue a la masa), para así poder rellenarlos. Deberían quedar los bordes inflados y el centro hundido. Rellenar cada uno con 1 cdta de relleno y 1 cdta de mermelada aproximadamente.
  12. Pincelar los bordes con un huevo y yema batidos, y espolvorearlos con azúcar rubia.
  13. Llevar al horno precalentado a 180ºC por 20 minutos, o hasta que estén dorados y cocidos. Es importante mantener tapados en todo momento los pancitos que aún no vayas a hornear.
  14. Servir tibios.
Tips
  • Te recomiendo conservar la mezcla de cheesecake que te sobre, ponerla en un pocillo y servirla a un lado para que cada uno le agregue más a gusto, al momento de comer los pancitos. Como no lleva nada crudo se puede comer sin problema.
  • Te recomiendo siempre calentarlos un poco antes de servirlos.

¡Comparte esta receta!

¿Hiciste esta receta?

¡Comparte una foto en Instagram con @caroroccos para poder verla! 💗️

¿Quieres Seguir Tentándote?